Desayunos con el mercado Forex

BOBS 4

En general, las bolsas empiezan con buen pie en todas partes, ya que las cifras del PIB de China se han situado dentro de las previsiones, con un aumento del 7,5% anualizado. Aunque la cifra representa una caída en comparación con la lectura anterior, que era del 7,7%, sigue siendo un crecimiento bastante robusto para esta economía, que es la segunda más importante del mundo. Sin embargo, el problema es que otras zonas del planeta no crecen precisamente, así que si la economía china continúa hacia abajo, podríamos tener otro problema de dimensiones considerables.

Las cifras de producción industrial también se han situado por debajo de las previsiones, lo que también indica una ralentización del crecimiento, pero las ventas minoristas han resultado ser mejores de lo esperado, con un aumento del 13,3% frente a la previsiones del 12,8%. Esto es importante, ya que China trata de mejorar su demanda interna para que el crecimiento no dependa únicamente de las exportaciones. El hecho de que el PIB del país no se inferior a lo esperado, ha ayudado a subir a los mercados.

Uno de los principales beneficiados es el dólar australiano, que hoy se opera prácticamente al 0,91 frente al USD. El aussie atravesó el nivel de 0,90 por algún tiempo la semana pasada, pero luego repuntó; sin embargo, mañana se esperan las actas de la reunión del Banco de Reserva Australiana, donde se reflejará la política sobre tipos de interés, y esto podría ser bajista para el aussie, si las actas tienen un tono pesimista. El banco ha mantenido un tono bajista a causa de la inquietud por el crecimiento de China, aunque, dado el informe de hoy, puede que en la próxima reunión se aparque la idea, de momento, de una bajada de tipos. Claro que si la Reserva puede conseguir que el aussie se deprecie con comentarios bajistas en lugar de con una bajista de tipos, la maniobra podría valer por ahora. También el kiwi se opera al alza, aunque parece que, de momento, ambos están perdiendo parte de las ganancias conseguidas.

No tenemos noticias destacables de la sesión europea, aunque hay que tener cuidado con los datos del IPC de la zona euro, el Reino Unido y EE UU, que conoceremos mañana. En Gran Bretaña, el precio de la vivienda ha subido más de lo que se esperaba, y ahora mismo está en máximos históricos. Esto tendrá un efecto sobre la inflación que podría hacer cambiar de idea al Banco de Inglaterra sobre las medidas de estimulo. Aunque creemos que el nuevo jefe del banco, Mark Carney, es bajista, la mejora de la economía británica podría exigir otro tipo de medidas. Pocos cambios en el euro y en la libra esterlina

 

Esta mañana, la atención está puesta sobre el dato adelantado de ventas minoristas, del que se espera una subida del 0,7%; esto sería una mejora sobre el 0,6% del mes pasado. Será interesante observar la reacción del mercado, ya que estamos en un punto intermedio entre la mentalidad de “lo bueno es malo” y la típica dinámica RORO (Risk on/Risk off); yo diría que, gracias a Bernanke , estamos más cerca de esta última.

Y, de hecho, volveremos a ver a Bernanke esta semana, ya que hablará ante el Congreso, como hace cada medio año, sobre el estado de la economía. También se hará público el libro beige. Esto sucederá el miércoles, y, tal como ha ido con la Fed últimamente, es muy probable que Bernanke mida sus palabras con cuidado.

Tanto el Banco de Japón como el Banco de Inglaterra harán públicas las actas de política de tipos de interés, y sin duda será algo bajista, ya que a nadie parece preocuparle la inflación en este momento, en especial en Japón, donde, de hecho, lo que hacen es tratar de aumentarla. Pero las actas del Banco de Inglaterra serán interesantes, ya que ha sido la primera reunión de Carney y podríamos ver si hay quórum para continuar con las medidas de flexibilización.

Y hablando de tipos, el miércoles sabremos la decisión del banco de Canadá, aunque no se espera cambio alguno; el loonie, es decir, el dólar canadiense, se ha apreciado frente al dólar en esta última semana, en sintonía con la subida del petróleo.

La semana terminará con la reunión del G20 en Rusia, y estoy seguro de que varios países tienen mensajes para Bernanke y la volatilidad que ha inducido. El problema con la acción de mercado de los últimos meses es que, ya que se ha debido principalmente a la retórica y no a los datos, resulta muy difícil calibrar lo que está sucediendo. No es ningún se reto que casi todos los bancos centrales quieren divisas más débiles. El truco estriba en cómo lograrlo sin que las respectivas economías salgan perjudicadas, el tiempo que los políticos se cubren las espaldas.

Me da la sensación de que todo esto es cada vez más difícil, y cuanto antes terminen estas políticas de “reduce a tus vecinos a la pobreza”, mejor será para la economía mundial. Pero, hasta entonces, siempre es mejor operar lo que vemos, no lo que creemos que podría suceder.

¡Buen día de mercado a todos!

Fuente del artículo original: http://fxddnow.es/desayunos-con-el-mercado-forex-26/