Desayunos con el mercado Forex

BOBS 4

¡La cháchara de la Fed funciona!

Yo soy de esos a quienes les gusta oír la verdad, a pesar de que pueda ser mala. Pero, por otro lado, los mercados no piensan lo mismo. En este caso, la serie de declaraciones que la Fed nos regaló ayer, en especial de boca de Dudley, Powell y Lockhart, que, en esencia, continuaron con la estrategia que hemos visto estas últimas semanas con la idea de tranquilizar a los mercados.

Funcionó. La idea principal de las declaraciones de ayer era que “reducir no significa apretar más” y que ELLOS no van a subir los tipos de interés a corto plazo. Esto es todo lo que los mercados necesitaban oír y las bolsas empezaron a subir. Así que, estamos en medio de un rally bursátil que lleva ya cuatro días, la acción más importante en casi seis meses: pero no hay que olvidar de dónde procede.

Los mercados emergentes también se están recuperando, a pesar de la modesta fortaleza del dólar. Durante la sesión asiática, Japón ha lanzado una montón de datos económicos que, en conjunto, muestran que la “Abenomics”, la política económica de Abe, podría estar funcionando tal y como esperaban, aunque hay algunos flecos que hay que acabar de perfilar. El yen se ha depreciado en todos los parqués y el USDJPY vuelve a 99, lo cual seguramente significa que dentro de poco estará en 100.

Pero estas ultimas dinámicas del carry trade y de la relación con el USDJPY han contribuido a reforzar el dólar, por lo que el euro, la libra y las divisas ligadas a materias primas han bajado. Cierto que ni la encomia ni los datos de estas regiones no son, necesariamente, la causa de esta fortaleza, pero si los de la Fed siguen tratando de alejarse de la idea del “apretar más” que hemos visto antes, podríamos pensar que el USD podría depreciarse. Pero este no ha sido el caso.

El oro dio otro giro ayer y rompió el umbral de los 1200 dólares: en tres meses, se ha depreciado alrededor del 20%. Y, a pesar de los temores sobre la ralentización de la economía a nivel mundial, el precio del petróleo continúa subiendo, con el WTI ya en el nivel de 97,5. ¿Es una cuestión de oferta/demanda o hay alguna otra cosa en juego?

Las bolsas chinas han subido por primera vez en casi una semana, ya que las autoridades han prometido estabilizar los mercados monetarios, lo que podría dar un empujón al aussie y al kiwi. De estos dos pares, al dólar neozelandés no le va mal del todo, pero el dólar australiano se halla en un atolladero sin precedentes desde 2008, durante la crisis financiera mundial. El viento sopla en contra del aussie ahora mismo, entre otras cosas, China y la caída del oro y de otros metales preciosos.

En cuanto al euro, la moneda única ha subido un poco esta mañana gracias a las cifras de ventas minoristas de Alemania, que han resultado ser mejores de lo esperado, aunque la zona euro continúa siendo una “historia de dos economías”. Por cada dato positivo que sale de Alemania está la amenaza de que Grecia, Chipre, Irlanda o cualquier otro no le vaya tan bien. En todo caso, el EURUSD se las apaña para mantener el nivel de 1,30 a pesar de la fortaleza del USD:

Vamos ahora al cable, que ha bajado un poco es mañana a pesar de la buena encuesta de confianza del consumidor del país, que muestra que el precio de la vivienda ha bajado ligeramente. En este caso, el mercado está asignando culpas caprichosamente, ya que cualquier cosa positiva debe ser recompensada. Pero la libra esterlina apenas puede mantener el nivel de 1,52, ya que también es víctima de la fortaleza del USD y los datos macroeconómicos no son tan buenos como los de Europa, razón por la cual el EURGBP está subiendo.

Dentro de un rato conoceremos los datos del IPC de Alemania, que fijarán el destino del euro durante el día de hoy. Si resultan ser más bajos de lo esperado, podrían renovarse las esperanzas de los estímulos del BCE, aunque tal cosa es bastante improbable, de modo que podríamos ver un test del nivel de 1,30.

También dentro de unos minutos conoceremos la cifra del PIB canadiense, y el USDCAD se pasea justo por debajo de 1,05. Se espera un aumento del 1,4%, lo que a mí me parece bastante poco, de modo que apostare por una cifra mejor de la esperada y espero entrar en cortos de USDCAD (comprar CAD) justo antes de 1,05 con un stop ajustado. Por lo general, el “loonie”, es decir el CAD, se correlaciona estrechamente con los precios del petróleo, que han estado subiendo, de modo que espero que las cifras del PIB de hoy puedan dar la vuelta a las tendencias más recientes.

Finalmente, aquí en EE UU tenemos las cifras del PMI de Chicago y de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Vigilemos que no se produzca una acción descontrolada antes de que salga el dato. Pero Chicago, en general, es un desastre de tal calibre, que no creo que tenga ninguna influencia en la métrica del PMI.

También hablarán más miembros de la Fed; serán cuatro discursos cuyo propósito es conseguir lo mismo: asegurarnos de que entramos en el fin de semana con una idea clara, y es que de ningún modo se está estrechando la reducción de la Fed, que ELLOS no van a subir los tipos de interés y que cualquier reducción de la flexibilización cuantitativa que pueda darse depende absolutamente de los datos. En otras palabras: que nadie cuestione a la Fed, que continuemos comprando y ellos ya nos dirán cuándo está todo bien.

Ya me gustaría que las cosas fueran tan fáciles y tener la capacidad de creérmelo todo sin cuestionarme nada. Por desgracia, tal cosa me pone enfermo.

¡Buen día de mercado a todos!