Desayunos con el mercado Forex

bob-slade-forex-trading-7-150x200-150x150

 

 

 

 

 

 

¡Ventas generalizadas en los mercados mundiales!

Estoy en racha: el escenario que ha dibujado la Fed en la reunión de ayer del FOMC se corresponde exactamente con mi informe de ayer. Sin embargo, debo decir que me sorprende la magnitud de la reacción del mercado.

Todo parece demostrar que la mayor parte de los participantes del mercado se parecen a aquellos personajes llamados “lemmings” que no dudaban en saltar de un puente si todos los demás lo hacían. Me sorprende de que la gente pensara en serio que el dinero gratis iba a estar disponible para siempre. ¿Qué pensaba el mercado que pasaría cuando se planteara su eliminación? Pues es un poco como cuando en los bares se anuncia que están a punto de cerrar: todo el mundo se afana a pedir una última copa. Pues aquí es lo mismo: todo el mundo corre a por la última ronda (como si a estas alturas la necesitaran) y abandonan todo lo demás: poco inteligente.

Dejando aparte metáforas más o menos afortunadas, hay tanta gente que se toma las palabras de Bernanke como si estuvieran escritas en piedra que parece imposible que no hayan prestado atención a lo que avisó el mes pasado. Y, ¿qué pasó ayer? En dos palabras, que ha dicho lo mismo que el mes pasado: que si en cuanto los datos lo permitan, empezarán a reducir este año y, posiblemente, finalizarán para finales de año. ¿En serio?

Ahora todo el mundo está de mal humor porque Bernanke no dijo que la economía estaba lo bastante mal como para continuar con el QE, de modo que todo el mundo se apresuró a salir, y todo el mundo lo hizo al mismo tiempo. Las bolsas han bajado en todo el mundo, lo mismo que la deuda soberana (ha subido la rentabilidad), las materias primas y todas las divisas se han depreciado respecto al USD.

Esto me recuerda al colapso mundial de 2008 y a la crisis de deuda del euro. Pero, ¿acaso estas declaraciones suponen algún cambio para la economía mundial? Pues de hecho no. Bueno, al menos hasta ahora. Ahora podemos esperar que la bajada de la riqueza a nivel mundial se sitúa más bien dentro del rango del 5-7% hasta que se imponga una nivelación.

Pero, ¿sabéis qué? A causa de la ralentización del crecimiento, que ahora se acelera a causa de las ventas generalizadas y del efecto negativo sobre la salud de la economía, es probable que no consigamos llegar a los objetivos económicos que espera Bernanke, lo que significa que ¡no tendrá que reducir el QE! ¿Entendéis como funciona esto?

Es pura ciencia, y de la fácil: para cada acción tenemos una reacción contraria de igual intensidad. Un ejemplo: seguramente lograríamos llegar a la tasa de desempleo que desea la Fed HOY MISMO. ¿Cómo? Pues cancelando los subsidios de plazo a largo plazo para que todo el mundo saliera de las estadísticas del mercado laboral. Claro, que la participación sería mucho más baja, pero ya me entendéis.

Sabemos que la economía mundial está frenando, tal como indica el dato del PMI de China, que ha resultado ser mucho peor de lo esperado, con un 48,3 frente a 49,1. Por debajo de 50, significa contracción económica. Las cifras del PIB de Nueva Zelanda se desvían un 0,1%, pero aún son bastante buenas, con un 2,4%. Y al Reino Unido también le va mejor de lo esperaba con su informe de cifras minoristas, que indican una ganancia de un 2,1% frente a la previsión del 0,5%.

Sin embargo, todos los mercados excepto el USD están cayendo, aunque los datos económicos de hoy, como las solicitudes iniciales de desempleo, el Philly Fed y de ventas de viviendas de segunda mano, podrían apaciguar un poco los temores. Pero hasta que los inversores se convenzan de que las respectivas economías pueden sostenerse por sí mismas sin la muleta (mejor dicho, el sistema de respiración asistida) de los bancos centrales, continuaremos viendo volatilidad sin cesar.

Lo que ha hecho la Fed durante los últimos cinco años es recompensar las malas prácticas, tapar a los políticos, crear situaciones económicas perversas en distintas zonas, exportar la inflación, negar la delación y crear burbujas que tardarán años en deshincharse.

Parece que ha llegado la hora de encender las luces, y creo que a la mayoría no les va a gustar nada lo que van a ver.

No estoy seguro de si hoy habrá algo que ayude a dar la vuelta a los mercados y reducir parte de esta situación de poco apetito de riesgo. Puede que si hoy se producen unos datos económicos realmente malos podría hablarse de posponer la reducción del QE, pero aún no estoy seguro. De momento, continuaré en largos de USD.

¡Buen día de mercado a todos!