Desayunos con el mercado Forex (10 de julio de 2013)

BOBS 4

El principal plato del día son las actas del FOMC. Me imagino que la principal actividad de hoy será operar este dato, ya que estamos en sequia de datos macroeconómicos a esta hora. Aun así, las últimas horas no han estado mal del todo, ya que el yen se ha apreciado y el USD se ha depreciado.

La causa son una serie de datos de China que indican que las exportaciones del país han descendido muy por debajo de las previsiones (una caída del 3,1% frente a una ganancia del 3,7%). Tampoco les ha sido mucho mejor a las importaciones, que registran una caída del 0,7% frente a un aumento esperado del 6%. Lo que todo esto nos dice es que, las sospechas son ciertas: la economía china se esta frenando y, como consecuencia, la economía a nivel mundial; también nos dice que la demanda en China no se está recuperando y que es probable que veamos un yuan más débil en un futuro no tan distante para tratar de arreglar esta situación.

Esto también ha ayudado a depreciar el dólar australiano, que ha hallado soporte en 0,9175 y ha rebotado rápidamente sobre el nivel de 0,92. China es la principal importadora de mercancías australianas, de modo que menos importaciones y un yuan potencialmente más débil no es bueno para la economía australiana. La mayoría de traders han entrado en cortos de AUDUSD, según los últimos informes. Ilustran el caso las cifras de confianza del consumidor, también negativas.

En Japón, las cifras de confianza del consumidor se han situado por debajo de las expectativas, ya que los japoneses siguen estar seguros de qué deben hacer con la “Abenomics”. Aún así, los datos, de momento apoyan que las cosas irán a mejor. Por esta razón, los mercados creen que la decisión sobre tipos de interés que conoceremos mañana no significará ningún cambio, ya que el banco de Japón está contento con el curso de los acontecimientos. El banco central nipón está satisfecho con el USDJPY en 100, ya que esto ayudará a las exportaciones. Claro que si el mercado cree que no habrá ningún cambio a la vista en un futuro próximo, el JPY podría apreciarse hasta el punto de que sea necesario poner en marcha otras medidas. Pero aún no hemos llegado a este punto.

Y vamos ahora al cable, que ha registrado mínimos de tres años en todos los pares después de las pésimas cifras de producción industrial que empujaron al par hasta el nivel de 1,48. Los datos son malos, cierto, y la reducción de las perspectivas de crecimiento por parte del FMI no ayudaron, pero debe tomase dentro del contexto de que lo que está ocurriendo en Europa parece mucho peor.

La reunión de ministros de finanzas de ayer apenas consiguió nada, excepto la posibilidad del mecanismo bancario único que se dedicaría a gestionar los bancos con problemas. Claro que esto provocó las iras de Alemania, que está en contra de todo lo que pudiera perjudicar a sus contribuyentes. La economía en el continente trata de avanzar a marchas forzadas. El IPC de Alemania se ha situado dentro de las previsiones, con un 1,9% más alto, superior de la media de la zona euro, que es del 1,6%. Esto podría provocar más discusiones con los otros estados europeos si el BCE se atreve a plantear algún tipo de flexibilización monetaria. El EURUSD se opera hoy en la región de 1,28, y de momento aguanta.

Pero el foco del resto de la jornada serán las actas del FOMC aquí en EE UU. Como comentamos ayer, Bernanke se dirigirá a los medios inmediatamente después de publicarse las actas, de modo que puede que le preocupen las discusiones que tuvieron lugar durante la reunión. Las bolsas de EE UU están dentro de un rally de cinco días, aunque los futuros apuntan a una apertura con pérdidas. El petróleo sigue por las nubes, con el WTI cerca de los 105 dólares por barril. Esto le debería ir bien al dólar canadiense, pero el “loonie” parece incapaz de romper el nivel de 1,05 contra el USD, a pesar de que los últimos datos macroeconómicos del país son bastante buenos.

¿Y qué van a revelar esas actas y que va a hacer Bernanke? Creo que el mercado cree que las actas apoyarán la famosa “reducción de QE” y un tono más alcista en general, y que Bernanke saldrá con un tono más bajista para tratar de desmarcarse de los rumores de la reducción, con la esperanza de actuar como contrafuerza de una acción del mercado potencialmente negativa.

Todo esto parece muy evidente, pero no estoy tan seguro de que sea esto lo que suceda. Los mercados, en especial las bolsas, empiezan a verle el sentido a un USD más fuerte, de modo que, si en estos momentos se decide no reducir el QE, ello podría apuntar a un problema aún más grande: que la economía no mejora con bastante rapidez. O quizá que el crecimiento mundial se ha estancado aún más, o puede que una mezcla de ambos. La salida del QE será un parto doloroso, tanto en EE UU como en los otros países que lo hayan adoptado como política.

Pero no creo que las cosas hayan mejorado lo bastante como para atenuar el golpe, a pesar de que a las bolsas no les ha ido mal en lo que llevamos de año. El verdadero problema es el sector inmobiliario y los bancos expuestos aún tienen muchas hipotecas tóxicas. Y para arreglar todo esto aún falta mucho.

Así que, atención a las actas del FOMC y cuidado con Bernanke. Quien sabe qué dirá…

¡Buen día de mercado a todos!

Fuente del artículo original: http://fxddnow.es/desayunos-con-el-mercado-forex-10-de-julio-de-2013/