Crece el escándalo y los bancos buscan alternativas a la Libor

La búsqueda de un sustituto idóneo para la tasa Libor —durante muchos años el indicador de mercado más aceptado para operaciones de tasas de interés a corto plazo— está subiendo de temperatura.

Los bancos ensayan alternativas a la tasa interbancaria de Londres, que es objeto de un escrutinio cada vez mayor luego de que reguladores acusaran a los bancos de manipulación. La credibilidad de la Libor sufrió un nuevo golpe la semana pasada, cuando Barclays reconoció que sus corredores intentaron manipular la tasa y acordó pagar un total de US$455 millones en multas.

See on online.wsj.com

  • Jesus

    Hay aspectos en las finanzas que me siguen provocando perplejidad. Resulta que datos tan trascendentes e influyentes en los mercados financieros como la Libor o el Euribor, son elaborados en base a “encuestas”, es decir, a estimaciones subjetivas de un grupo reducido de entidades, y por lo tanto expuestas a posibles utilizaciones en interés propio. El sistema en si, es susceptible de manipulación, dado que una entidad puede responder en base, no a sus verdaderas creencias, sino a lo que mejor encaje con sus intereses propios.
    Lo realmente increible para mi es que todavía no se utilice un sistema de cálculo que esté blindado ante este tipo de posibles subjetividades y/o manipulaciones.
    Quizás mi ingenuidad sea muy elevada.
    Quizás fuera menos ingenuo pensar que, dado que es de sentido común hacer el cálculo de otra forma más objetiva, se elabora de esta manera porque precisamente es de la manera que interesa hacerlo.
    Sin embargo, prefiero seguir siendo ingenuo, a la espera de que alguno de los sabios comentarios que se añadirán me abran los ojos o me aclaren las ideas. 

  • Hola Jesús, no pretendo sentar cátedra y supongo que conoces el mecanismo
    de formación del Euribor, pero por si otra gente no lo sabe lo comento. Existe
    un panel de bancos, en estos momentos 43 pero ha habido momentos que eran 70
    bancos.

     

    Estos bancos son elegidos por un comité de 20 personas de la federación
    bancaria europea, la actual composición permanecerá hasta abril del 2013 y
    entre ellos hay dos españoles, uno del BBVA y otro de la CECA, el tercer banco
    Santander, que también pertenece al panel de bancos no tiene representante en
    este comité. El criterio utilizado es el de elegir a los bancos que tienen más
    volumen de negocio en los mercados de la zona euro.

     

    Estos bancos tienen diferente procedencia: un grupo de ellos pertenecen a
    los países que pertenecen a la zona euro, un segundo grupo de bancos de la
    unión europea pero que no pertenecen a la unión económica (como es el caso de
    Barclays) y por último un tercer grupo de bancos internacionales de países no europeos
    pero con gran presencia, en relación a sus operaciones, en la zona euro.

     

    También habría que definir el Euribor como el tipo de interés de oferta; es
    el tipo de interés al que los bancos prestarían su dinero, así que como
    podrás imaginar para los bancos cuanto más alto sea este tipo, en principio,
    mejor para ellos.

     

    Siguiendo un funcionamiento normal, los bancos lanzan sus ofertas y para
    que la cosa sea lo más objetiva posible se eliminan las colas (los tipos
    extremadamente altos y los extremadamente bajos) y con el resto se hace una
    media aritmética y es la que se publica. Ni que decir tiene que luego los
    bancos prestan al Euribor más un diferencial para llegar al tipo que ellos
    creen el más adecuado, recordemos que es un tipo de oferta, y mi dinero lo
    presto como yo crea más conveniente, otra cosa es que luego la gente admita
    esos tipos.

     

    Esto funcionó muy bien en un mercado interbancario antes de la crisis, situación
    en la que parecía había mucha competencia; pero ahora los bancos no se fían y
    los tipos que se pueden tener en el Euribor no es que sean lo más
    representativos posibles, tienen que estar porque la mayoría de los
    instrumentos financieros se encuentran referenciados a ellos, pero tampoco
    pasaría nada si se cambiase por algo más representativo en la actualidad (por
    ejemplo swaps sobre tipos de interés o IRS), como verás lo que se baraja siguen
    siendo instrumentos de mercado bancario, pero en este caso a más largo plazo.

     

    Evidentemente lo que ha ocurrido en el caso de Barclays, hombre no creo que
    todos los bancos (antes de la crisis eran 70) se pusieran de acuerdo, ya que
    cada uno de ellos tenían diferentes motivaciones y estrategias para realizar
    sus préstamos. En la actualidad, con un mercado bastante muerto no te digo yo
    que no sea más fácil llegar a un acuerdo para la fijación de los mismos; no
    quiero pecar de ingenuo yo tampoco ¿pero los cuarenta y tres bancos se van a
    poner de acuerdo, en un mercado que ya no sirve para lo que se fundó?

     

    Otra de las funciones que tenía el mercado interbancario y que todavía
    sigue es la de regularización de la masa monetaria por parte del Banco Central
    Europeo.

     

    En definitiva, tampoco creo que sea muy adecuado que el Banco Central fije
    también los tipos de mercado, ya que es como querer fijar todos los precios de
    forma centralizada. Eso sí, para que esto sea adecuado tiene que existir
    competencia y para esto todavía nos queda un buen rato.

     

    Un saludo

     

    Samuel Abraldes

    samuel.abraldes@gmail.com

    • Jesus

       Hola Samuel
      Es un placer tener personas con tantos conocimientos como tú y que lo explican tan bien.
      Por lo que tengo entendido y en el tema que afecta a Barclays, es decir en el cálculo de la libor, son 16 bancos los que participan diariamente en las estimaciones.
      Por lo que he podido leer, se trata de una investigación liderada por el FBI, con la inestimable ayuda de la FSA, a una veintena de entidades en una decena de paises. Está pendiente de demostrar si era una práctica aislada o generalizada, pero, la investigación al menos parece apuntar a unos indicios de un fenómeno relativamente extendido, y que no afectaría sólo a la libor ni a Barclays.
      En cualquier caso, y tal como también tú creo que apuntas, sería más logico un sistema basado en tasas reales, tales como las pruebas con el indice GFC Repo, o cualquier otro de ese estilo.
      Por otra parte, y dado que la libor es la referencia más usada en deuda y derivados, he leído que sí parece factible que la supuesta manipulación en la libor, pudiera suponer grandes ganancias en función de la posición deudora o acreedora de la entidad en cuestión que facilitaba los datos de forma artificial, incluso vender su influencia al mejor postor. Me gustaría contrastar esto contigo para saber tu opinión y hasta qué punto este argumento es válido.
      Un saludo  

      • Hola Jesús, los bancos que contribuyen al cálculo del Libor son 18, pero como se hace una media aritmética truncada (quitando los extremos), en una de las metodologías se quitan los cuatro más altos y los cuatro más bajos (el 25% en ambas colas), con lo que se hace una media con 10 bancos. Esto parece que pueda ser factible el hecho de que entre las tesorerías se pueda llegar a un acuerdo.
        Y evidentemente, como bien dices el Libor es una de las referencias más utilizadas para casi todos los productos OTC (fuera de mercado) que son los que realizan entre sí los bancos y estos con sus clientes. Piensa en instrumentos como los FRAS (acuerdos a corto plazo sobre tipos de interés), los IRS (intercambios de tipos a más largo plazo), etc.
        No es la primera vez, que los bancos venden a sus clientes un producto de cobertura de tipos de interés (los famosos derivados) que la mayoría de los clientes no entienden y que luego van en contra de ellos (intentando modificarlos)
        El mundo de los derivados te puedo asegurar que es muy bonito, así como su cálculo y su estructuración, personalmente he disfrutado mucho en estos mercados estructurando y valorando, pero luego los bancos lo que quieren es, como es lógico, ganar dinero. 

    • Lo que he explicado para el Euribor, se aplica para el Libor, pero claro el panel de bancos para este cálculo es mucho más pequeño que para el primero (en este caso es la cuarta parte del Euribor, tan sólo 10 bancos). Por lo tanto, con menos bancos es mucho más factible que sus tesorerías tengan más incentivos a la manipulación.