Como si no fuera ya bastante complicado…

 

… tratar de valorar si la economía estadounidense empieza a ganar algo de impulso o si continúa en el mismo estado catatónico, el huracán Sandy aún dificulta más el proceso. A causa del impacto del Sandy sobre los datos económicos, puede que aún tardemos muchos meses a tener una lectura limpia de la economía americana.

 

Hace poco hemos tenido la primera muestra, con las solicitudes por desempleo subiendo a 78.000. Más asombroso aún que la subida en sí es que ningún economista se lo esperaba…