Cómo influye el ‘efecto desánimo’ en el mercado laboral español

El número de desempleados lleva mejorando seis meses seguidos. En cambio, la fuerza laboral no crece. Disminuye el número de ocupados, también la población activa (que es el número de personas en disposición de trabajar)… ¿Qué sucede? Algunos datos concretos: en lo que va de año, solo un mes se incrementó la cifra de afiliados de la Seguridad Social en términos desestacionalizados, que implica el número de personas que trabajan. El resto de los meses (hasta agosto), disminuyó, de acuerdo con los datos del Servicios Públicos de Empleo. Gran parte del retroceso del paro se debe a que hay menos gente que demanda por los cauces oficiales empleo. Es lo que se conoce como ‘efecto desánimo’, que se ha instalado en el mercado de trabajo español por el fuerte desgaste de la crisis. ”En el paro registrado sí se está notando este fenómeno, sobre todo entre los parados de larga duración (más de la mitad) que no cobran ninguna prestación y que no ven en los SEPE [Servicios Públicos de Empleo Estatal] una institución útil para buscar trabajo, están dejando de registrarse”, señala Sara de la Rica, catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco e Investigadora de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada). Si se analiza la Encuesta de la Población Activa (EPA), que ofrece estadísticas trimestrales, se ve además que desde el segundo trimestre de 2011 hasta el segundo de 2013 se han destruido 1,5 millones de puestos de trabajo mientras que el número de parados ha aumentado en 1,1 millones. “Esta diferencia se debe, en parte, al aumento de la población inactiva [hay menos personas en disposición de trabajar], de 120.000, pero, sobre todo, a la caída de la población de más de 16 años, de 255.000”, afirma el último informe mensual del Servicio de Estudios de laCaixa, que asegura que si la población activa se hubiera mantenido constante, la tasa de paro se situaría en el 27,9% en lugar del 26,3% actual. Los economistas apuntan como responsable a la falta de perspectiva. El desempleo, en gran medida, llama a la inactividad. “Si la mitad de parados son de larga duración, podemos pensar que una importante proporción de estos han buscado intensamente empleo durante esos primeros meses con muy poco éxito. Esto desanima a cualquiera”, dice De la Rica.

Cómo influye el ‘efecto desánimo’ en el mercado laboral español,Datos macroeconómicos, economía y política – Expansión.com
See on www.expansion.com