China pierde fuelle como “la fábrica del mundo”

El atractivo de China como principal destino mundial de las inversiones extranjeras disminuyó en 2012 por el freno de su economía y el aumento de sus costes laborales, y varios analistas vislumbran ya un cambio de tendencia que sitúa al gigante asiático más como inversor.

Según datos oficiales del Ministerio de Comercio, la inversión extranjera directa en China en 2012 sumó 116.010 millones de dólares (unos 87.050 millones de euros), una cifra que, por primera vez en varios años, supone un descenso con respecto al año anterior, en este caso del 3,7 por ciento.

Durante la última década, el gigante asiático solamente registró una caída en la entrada de capital extranjero y fue en 2009 cuando la crisis financiera mundial hizo mella en las principales economías y también primeros socios de China (Estados Unidos, la Unión Europea y Japón).

Después de ese bache, las inversiones en el país aumentaron un 17,4 por ciento en 2010 y un 9,72 por ciento en 2011, una tendencia que se ha truncado este año, cuando el indicador ha caído de nuevo.

See on www.eleconomista.es