Carney dice que se siente honrado de aceptar el puesto

 

* Cinco años bastan para iniciar las reformas pertinentes en el Reino Unido.

* No solicitó el trabajo formalmente.

* Las conversaciones se intensificaron durante las dos últimas semanas.

* Seguro que al Banco de Canadá le irá bien.

 

Para los traders británicos que no le conozcáis, Carney vivió en Londres durante algunos años, ciudad en la que trabajó para Goldman Sachs. Su esposa es británica.

 

Realmente, estoy impresionado de que todo esto se haya mantenido en secreto en dos continentes…