¿Burbuja inmobiliaria en Alemania?

Hace cinco años, el mercado alemán de la propiedad residencial era un cero a la izquierda para muchos inversores extranjeros. Ahora han vuelto y están apostando por las compañías cotizadas del sector, donde los precios de las acciones aumentaron una media del 50% en 2012.

Deutsche Wohnen, que tiene más de 73.000 apartamentos en las principales ciudades del país, captó 195 millones de euros el miércoles, en una operación donde la demanda superó con creces la oferta. Ahora cotiza a una prima del 17% con respecto a la última referencia del valor neto de sus activos mientras GSW Immobilien, que posee 53.000 apartamentos en Berlín opera a una prima del 8%.

¿Estamos ante el comienzo de una burbuja?

El atractivo del sector inmobiliario alemán es cada vez más evidente. Los ciudadanos alemanes que se jubilan y los trabajadores inmigrantes se están trasladando a las grandes ciudades, donde hay escasez de apartamentos. En Berlín, el número de hogares que empiezan de cero supera en tres veces la cifra de apartamentos que se están construyendo, calcula Morgan Stanley. Ese desequilibrio debería mantenerse, dado que los costes de la construcción superan a los de la compra. Los alquileres tendrían que duplicarse para que la construcción se recuperara, calcula GSW. Los precios de los apartamentos podrían subir un 10% en Berlín, Hamburgo, Munich y Nuremberg en los doce meses hasta finales de septiembre, según el Instituto Alemán de Investigaciones Económicas.

See on www.expansion.com