Bueno, supongo que los franceses no han elegido a Hugo Chávez

Puede ser que Hollande resulte ser todo lo que afirmaban los negativistas. Podría crear una cuña entre la periferia y el núcleo que podría encender la chispa de la ruptura de la unión.

Pero lo dudo.

A nadie le apetece gobernar una tierra baldía, y solo los dictadores más testarudos se niegan a escuchar al mercado. Cierto, hay riesgos que podrían minar la confianza en Francia, pero es una tontería prejuzgar a un político basándose en la retórica de su campaña electoral.

Grecia es un caos, sin duda, pero el grueso de los griegos todavía quiere que el país siga en la zona euro.

La buena noticia es que España parece ser que avanza con un “banco malo”.