Buen día para la periferia, mal día para el núcleo

Los países como España e Italia han experimentado fuertes rallies hoy, gracias a la esperanza de que la UE propondrá un plan de compra de deuda antes de la cumbre de la UE de la semana que viene.

La deuda alemana y holandesa ha recibido un cierto revés y los diferenciales se han estrechado.

Los traders temen que la UE socialice la deuda y se la arrebate al sector privado. Las finanzas alemanas se resentirán, pues tendrán que incrementar su financiación de deuda para cumplir con los compromisos de rescate, cada vez más exigentes.

La bajada de los intereses en los países de la periferia es muy positiva para el euro. Pero la subida de los intereses en Alemania son preocupantes si a ese aumento no le acompaña un crecimiento económico más fuerte, sino el descenso de la calidad crediticia. Si el hilo de capital que ha abandonado Europa en las últimas semanas mientras aumentaban las dudas sobre la calidad crediticia alemana, podría convertirse en un torrente en caso de compras de deuda por parte del fondo de estabilidad europeo. Un plan de esta clase se vería como “euro bonos light”, y en el proceso obligaría a subir el interés alemán.