Bruselas quiere que los bancos se paguen sus propias quiebras en el futuro

La Comisión Europea presenta hoy su propuesta estrella para la gestión de futuras crisis bancarias. Supone el embrión de un futuro fondo financiero para dar un respiro a las entidades con problemas creando una red europea de fondos nacionales con dinero de los propios bancos, que podrán usarse de manera solidaria en el caso de que haya quiebras.

Bruselas desea que sea un primer paso para mejorar la eficiencia y la cohesión en el sector financiero europeo, y garantizar que los bancos en apuros puedan resolver sus problemas preservando la estabilidad del sistema financiero y reduciendo los costes para los contribuyentes, y que éstos sean asumidos en mayor medida por los accionistas y acreedores. De hecho, esta iniciativa completa la hoja de ruta en la que se incluían las reformas del sector financiero puestas en marcha a partir del año 2009.

El dinero para poner en marcha este mecanismo se obtendría de las propias entidades financieras, a las que se les impondría la obligatoriedad de prestarse entre sí. “A corto plazo se crearán fondos nacionales, aunque se mutualizarán aquellos fondos correspondientes a los bancos transfronterizos”, señaló una alta funcionaria de la Comisión Europea.

See on www.eleconomista.es