Bruselas promete a EEUU salvar la banca española para calmar a los mercados

La operación de rescate de la banca española obedece a un compromiso de la Unión Europea con Estados Unidos de tomar las medidas necesarias para tranquilizar a los mercados y evitar que continúe la espiral bajista de la deuda pública periférica y que se ponga en cuestión la continuidad del euro, según fuentes norteamericanas. De esta forma, en las últimas horas se han acelerado las negociaciones entre el Gobierno español y sus socios europeos para buscar la fórmula más adecuada, que parece ser una especie de ‘rescate blando’ del país dirigido en exclusiva a la banca y que no impondrá duras exigencias macroeconómicas.

“En EEUU hay un gran temor a que la zona euro salte por los aires, porque las consecuencias serían catastróficas para la economía global, y España puede provocar ese estallido por su tamaño”, explica una de las fuentes consultadas. De ahí que haya pedido a las autoridades europeas que tomen las medidas necesarias para evitar el desastre, lo que explica el cambio de actitud de Alemania, así como la reacción de los mercados en los últimos días: las bolsas y el euro rebotan, y la prima de riesgo de nuestro país se relaja.

Ahora, el Gobierno de Angela Merkel ha pasado de la negativa total a rescatar a la banca española si no había un rescate del país, a buscar fórmulas para ello. Medios como Reuters y Financial Times señalan que la vía será un “rescate blando” en el que España será formalmente la que solicite el dinero pero lo dedicará exclusivamente -y así se explicará por todas las partes- al rescate de la banca. Asimismo, no tendrá que cumplir exigencias macroeconómicas más allá de las reformas anunciadas hasta la fecha, a diferencia de los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal.

Con esta fórmula, se evitan los impedimentos legales para que el nuevo Mecanismo de Estabilidad Europeo (ESM) para que inyecte dinero directamente a los bancos, así como el tiempo necesario para cambiar esta normativa y desarrollar los procedimientos para ello, que están sin definir. Según estos medios, el dinero se inyectará directamente al FROB, que lo repartirá entre las distintas entidades, y podría estar disponible a principios de julio, justo después de que se hayan publicado los test de estrés del FMI, Oliver Wyman y Roland Berger.

See on www.elconfidencial.com