Bernake afirma que el camino fiscal de EE UU es insostenible.