BBVA pone en marcha su repliegue en China para fortalecer el capital

La alianza entre BBVA y el chino Citic Bank no ha dado los resultados esperados en 2007. Ante este fracaso el banco ha tomado la decisión de replegar su estrategia en el mercado asiático y revisar su pacto. En esta medida drástica también ha pesado la entrada en vigor de la regulación de Basilea III en enero que penaliza las participaciones financieras. Ambos factores han provocado un cambio radical en su proyecto, a pesar del fuerte impacto negativo inmediato que tendrá sobre su cuenta de resultados.

El repliegue ha comenzado con la venta del 5,1 por ciento del capital del chino con unas minusvalías de 131 millones de euros. El comprador, precisamente, ha sido el propio Citic, que ha pagado 944 millones de euros.

Las pérdidas no quedan ahí. Para evitar una penalización fuerte de la nueva regulación internacional, ha tenido que clasificar toda la participación de la que disponía hasta ahora -un 15 por ciento- en disponible para la venta, con lo que se ha visto obligado a reconocer un efecto negativo en sus beneficios de 2013 de 2.500 millones al contabilizarla a precios de mercado. Tras este duro impacto no descarta deshacerse en un futuro próximo de toda o casi toda la participación.

See on www.eleconomista.es