Aún nos falta mucho camino por recorrer…

 

El sentimiento entre los constructores americanos continúa recuperándose del batacazo de la primavera de 2009 tras explotar la burbuja inmobiliaria. De un mínimo de 8, nos hemos recuperado a 46 en el índice de difusión del sentimiento. Aún seguimos en territorio negativo (50 es neutro), pero el sentimiento ha mejorado significativamente en los últimos meses gracias al tío Ben y a su cuadrilla de impresores…