Análisis: Si Reino Unido pierde la triple ‘A’, será el caos

El cataclismo de la Eurozona no le viene nada bien a la economía británica porque afecta a las exportaciones con su mercado más grande y cercano. Mella la confianza de las empresas, ralentiza la inversión en toda Europa y socava la fe en unos bancos que no estaban en demasiada buena forma para empezar.

 

Sin embargo, en un sentido importante ha sido una bendición, al alejar la atención del estado nefasto de la economía británica. Cuando la casa de uno está en llamas, es fácil no darse cuenta de que el vecino tiene hierbajos secos en el jardín y algún que otro agujero en el tejado. Pero puede que los problemas de Gran Bretaña no sigan siendo invisibles por mucho tiempo.

 

A medida que el crecimiento se ralentiza, aumenta el déficit y los préstamos del Gobierno alcanzan cotas más altas, es inconcebible que el Reino Unido pueda seguir formando parte del selecto grupo de países con triple ‘A’.+
See on www.eleconomista.es