Alemania mete ahora las narices en Francia.

 

¿Acaso tratan de desviar la atención de los problemas del país?

Michael Fuchs, subsecretario de los cristianodemócratas (CDU), ha dicho en una radio pública que Francia es el “hijo problemático” de Europa y que los franceses deben cambiar la jornada laboral de 35 horas y la edad de jubilación.

“Los franceses deben ahorrar para ser más capaces de actuar. Claro que también deben hacer muchas reformas económicas”, ha dicho Michael Fuchs, subsecretario del partido cristianodemócrata en una radio pública. “Deben cambiar su jornada laboral. Ya sabéis que aún tienen la jornada de 35 horas semanales, cuando en Suiza la gente trabaja 42 horas y en Alemania, 40”, se ha quejado el político.