Al Sr. Mercado le gusta este nuevo Washington, tan amable

 

El hecho de que el portavoz Boehner no se haya atrincherado en una posición sobre cuestiones fiscales inmediatamente después de las elecciones está ayudando al SP&500.

 

Pero que nadie se emocione demasiado. Todos son muy amables después de las elecciones. Nada nos garantiza de que sea ese espíritu el que reine hasta las negociaciones. Lo más probable es que no sea así.

 

Personalmente, aún espero que se evitará el precipicio fiscal con un pacto a corto plazo hasta 2013, seguido el año próximo de una negociación de un paquete fiscal más exhaustivo. La segunda parte de esta hoja de ruta es mucho más complicada que la primera…