Acuerdo fiscal a medias en EEUU: ¿suficiente para que los inversores recuperen la confianza?


El acuerdo fiscal en Washington nos aleja del precipicio sin proponer una solución sostenible. Pero al menos tenemos un acuerdo. O mejor dicho, medio acuerdo.

Las dos cámaras han aprobado una primera batería de medidas para evitar el abismo fiscal y abordar la consolidación fiscal. Las dos partes han acordado prolongar los tipos impositivos actuales para las familias que ganan menos de 450.000 dólares, gravar al 20% las plusvalías y los dividendos para los ingresos superiores a los 450.000 frente al 15% actual, y elevar la tasa estatal hasta el 40% en las herencias de más de 5 millones de dólares, entre otras medidas menos importantes.

Sólo hay acuerdo en las medidas fiscales. Al excluir el techo de deuda y al posponer los recortes de gastos, la política fiscal queda en tierra de nadie. Por tanto, Washington está condenado a otra intensa ronda de negociaciones que será complicada por las divisiones internas y las frustraciones que generó este compromiso de última hora.

See on www.eleconomista.es