¿63 millones de habitantes y no podéis encontrar vuestro propio gobernador?

 

Pero bueno, George Osborne, ¿qué diantre os pasa? Es que no hay banqueros eficientes en el Reino Unido que tenéis que ir a la Commonwealth a buscar mano de obra adecuada?

 

La marcha de Carney podría ser un golpe para el “loonie”, el dólar canadiense, ya que es un gobernador muy creíble, y, por el otro lado, la libra podría salir reforzada. Realmente no es esto lo que el Reino Unido necesita ahora mismo…